¿Tu estilo de vida le está haciendo bien a nuestra madre tierra?

Viviane Morales abandona el barco liberal para poder aspirar a la Presidencia
15 enero, 2018
4 [cuatro] variables indispensables para ayudar a salvaguardar nuestra madre tierra.
22 enero, 2018

En la reciente visita del Papa Francisco a Colombia, muchos de nosotros recibimos con emoción sus reflexiones y asimilamos con fe y devoción todos sus mensajes a pesar de la polarización en que se encuentra inmerso nuestro país.

Según el Papa Francisco “Colombia es una nación bendecida de muchísimas maneras; la naturaleza pródiga no solo permite la admiración por su belleza, sino que también invita a un cuidadoso respeto por su biodiversidad. Colombia es el segundo país del mundo en biodiversidad, y al recorrerlo se puede gustar y ver qué bueno ha sido el señor”
El 18 de junio de 2015, el Papa publicó su primera encíclica, en un documento de aproximadamente 200 páginas, donde condena el consumismo y capitalismo, que, aunque generan cambios y estos son inherentes, se vuelve preocupante cuando resulta en el deterioro del mundo y de la calidad de vida de gran parte de la humanidad y uno de sus mensajes contundentes asevera que “la humanidad está llamada a tomar conciencia de la necesidad de realizar cambios de estilos de vida, de producción y consumo”.

Si nuestra madre tierra, nos ha proporcionado el sustento a lo largo de nuestra existencia, y si nuestros ancestros comprendían la importancia de cuidar nuestro hogar, nosotros actualmente necesitamos devolverle ese valor y procurar tener una convivencia armónica con el medio ambiente.

Pero, hemos podido observar que el consumismo que nos envuelve hoy por hoy, ha sido un factor que ha contribuido a deteriorar el medio ambiente. Abusamos constantemente de los bienes que Dios ha puesto en nuestro hogar y seguimos alentando el uso indiscriminado de estos recursos, lo cual nos está llevando a una decadencia y destrucción inevitable de nuestra madre tierra y por ende de nuestra especie.

Según la ONU, Colombia es el tercer país del mundo más vulnerable frente al cambio climático, y aunque frecuentemente oímos hablar del cambio climático, nuestra indiferencia parece tomar mayor protagonismo. El aumento de la temperatura a nivel global, ha conllevado al derretimiento de los polos, ha conllevado a un aumento en el nivel del mar colocando en riesgo las ciudades costeras. Ha conllevado a que miles de especies migren, sin la certeza de que puedan adaptarse y sobrevivir, ha conllevado a impactar la agricultura negativamente y por ende el sustento para miles de familias, ocasionando una migración forzada de éstos igualmente. Los fenómenos climáticos son ahora más intensos y menos predecibles.

Por eso, necesitamos hacer un alto y concientizarnos si nuestro actual estilo de vida va en concordancia al consumo responsable de recursos naturales, a reciclar, a preservar la biodiversidad, a cuidar de nuestro entorno. El consumismo arrasa y afecta gravemente el equilibrio y armonía que debe haber entre nuestra casa común y nuestra convivencia.

Es nuestra responsabilidad adquirir una actitud más activa que promueva iniciativas para generar conciencia y adoptar estilos de vida más amigables con nuestra madre naturaleza.
Un auténtico desarrollo, supone la capacidad del ser humano para proponer alternativas que promuevan cambios positivos en pro del bienestar de todos.
Hay muchas maneras en que podemos aportar nuestro granito de arena para hacer de este mundo un lugar lleno de vida y esperanza para las próximas generaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *